Consejos podológicos para diabéticos

  1. Lavarse los pies diariamente con agua templada y un jabón neutro. La duración del baño no debe ser mayor de 5 minutos, ya que puede reblandecerse la piel sana y producir maceración. Secarlos bien con una toalla suave, especialmente entre los dedos.
  2. Para suavizar la piel y mantenerla hidratada, se puede aplicar, después del secado, una crema emoliente mediante un masaje ligero. Nunca se debe aplicar pomada entre los dedos. En personas con sudoración excesiva puede sustituirse esta medida por la aplicación de una solución alcohólica de cloruro de aluminio. Evitar el uso de cremas irritantes o abrasivas, talcos, aerosoles.
  3. Los calcetines deben cambiarse a diario, no deben apretar y preferentemente deben ser de fibras naturales (algodón o lana).
  4. El calzado tiene que ser transpirable (de piel). Debe ser ancho, cómodo, que proteja de los pequeños traumatismos Se ha de inspeccionar su interior antes de calzarse, en busca de piedrecitas o de cualquier irregularidad.
  5. No caliente sus pies delante de una fuente de calor: radiador, brasero.(Puede quemarse).
  6. Nunca andar descalzo, ni siquiera en la playa.
  7. Examinar los pies detalladamente todos los días (durezas, callosidades, grietas, heridas).
  8. Cortarse las uñas regularmente, limar los bordes para evitar heridas.
  9. En caso de callosidades, nunca utilice pomadas o parches callicidas, ni objetos cortantes (hojas de afeitar, tijeras, limas).
  10. No olvidar la vacunación antitetánica.
  11. Consultar con su Podólogo ante cualquier herida o afección en sus pies y si tiene
    necesidad de cuidados regulares.

PREVENIR ES MANTENER LA SALUD DE SUS PIES Y EVITAR COMPLICACIONES FUTURAS

diabetes cuidado

Comparte en redes sociales

Sin comentarios aún... ¡Sé el primero en comentar!

Dejar un Comentario

Debes de ser identificado para publicar un comentario.