Metatarsalgia. ¿Un mal apoyo?

Se conoce como metatarsalgia  el dolor localizado en la zona plantar del antepie, puede deberse a causas muy diversas, pero las más frecuentes son las derivadas de alteraciones del apoyo, ya sea por desequilibrios en el pie de tipo morfológico e incluso hereditarios, como provocados a consecuencia de un calzado irracional que no permita una correcta función de los pequeños músculos del antepie. Su aparición es lenta y progresiva, generalmente se acompaña de callosidades y más tarde o más temprano  terminará afectándose la articulación.

A veces  se requieren diversas terapias que pueden ir desde la aplicación de hielo local, hasta la toma de una medicación analgésica-antinflamatoria o aplicación de terapias físicas, acompañadas  de un tratamiento de fondo que consistirá en una redistribución de cargas en   la zona del antepie mediante  un soporte adecuado.

La plantilla no es un analgésico, sino un tratamiento de la causa que provoca el dolor, y su uso correcto debe acompañarse de  unas normas indispensables:

1. Usar un calzado adecuado con amplitud suficiente para albergar el pie y la plantilla que tenga:

  • Sujeción en el empeine
  • Contrafuerte
  • Suela preferiblemente blanda
  • Tacón bajo (2 – 4 cm) y ancho

2. Deberá usarse todo el día ya que el problema de apoyo no es a ratos

3. La plantilla no se hace a medida del zapato sino a medida del pie de cada paciente

                                   MALA DISTRIBUCIÓN DE CARGAS… COLOCA UN SUELO A MEDIDA

Comparte en redes sociales

Sin comentarios aún... ¡Sé el primero en comentar!

Dejar un Comentario

Debes de ser identificado para publicar un comentario.