LA PRÁCTICA DE LA POSTUROLOGÍA

La postura corporal y sus alteraciones tal y como se ha entendido clásicamente, no representa más que la punta del iceberg, de unos receptores sensitivos propio y exteroceptores, que envían información al sistema nervioso sobre cual es la mejor manera de buscar el equilibrio. Es decir, el cuerpo, en su constante búsqueda del menor gasto energético posible, va adaptándose en los años de evolución del individuo, a los pequeños desarreglos que estos captores posturales puedan tener.
La postura no es una determinada manera de colocarnos simplemente, ni tampoco la conformación de nuestra estructura esquelética, entendiéndola esta como algo determinado, rígido e invariable.
Decir sobre la postura, que ésta, es el resultado de un diseño no estándar sobre el cual se inscriben las adaptaciones que el cuerpo realiza ante las influencias de dichos captores propioceptivos, es decir, de los sistemas de captación de información del exterior, que nos permiten, tener constantemente referencias del “donde estamos”, y mantener un equilibrio dinámico que nos permite mantenernos de pie, no sufrir vértigo, observar un objeto, etc.
Estos captores, son principalmente; los músculos motores de los ojos, los dientes como adaptativos de tensiones y causantes a través de la oclusión de disfunciones y tensiones en otras partes, y el pie y su apoyo. Dichos captores son investigados de forma prioritaria por el posturólogo, para prevenir, desarreglos posturales posteriores.

Estos captores posturales son los siguientes:
El pie. En la planta del pie y en los tendones existen numerosos receptores sensitivos conectados con el resto del cuerpo a través del sistema nervioso.
Cuando estos receptores reciben la información de que el apoyo podal no está siendo el correcto, o que hay algún sistema que está alterando su mecánica (caso de cierto calzado) o que el sistema propio y exteroceptivo no funciona bien, envían otra información a otras partes del cuerpo de que hay que buscar un sistema de compensación. Es entonces, cuando la pelvis rota buscando acomodarse a este déficit, y la cintura escapular bascula también
para adaptarse a la nueva posición pélvica. Los trastornos de la columna vertebral pueden llegar por esta vía.
El posturólogo mediante diversos sistemas de diagnóstico investigará sobre las
disfunciones y sus causas.

 

El ojo. Los problemas relacionados con la visión, han sido considerados como
problemas en la capacidad de enfoque de la persona, es decir en la refracción ocular. Pero existen otros, de gran importancia, y que son a menudo obviados. Se trata de la calidad en el trabajo de la musculatura que mueve el ojo. Si esta no trabaja de forma sincronizada, todo el cuerpo se adaptará, para intentar colaborar en la búsqueda de la compensación. Por ejemplo, en un déficit de convergencia ocular, lo que se ha denominado clásicamente ojo vago, el ojo al no converger correctamente a la hora de seguir con la mirada, estimulará al
sistema cervical ocupado de la cefalogíria, a buscar una adaptación postural a este déficit. En otras palabras, poco a poco, en el transcurso del tiempo, el raquis cervical de un niño con un ojo vago, puede sufrir una ligera rotación, para ayudar a la convergencia ocular.Así, de mayor, ciertos signos como la cefalea, o patologías como la hernia discal cervical pueden tener un origen en este captor ocular alterado.

El posturólogo tiene sistemas para diagnosticar y tratar o derivar el paciente a un especialista en la oculomotricidad, un optometrista, que reeduque este déficit visual, y facilite el cuerpo de la persona a reencontrar una postura más equilibrada.

 

El captor dento- oclusal. La boca. Para el posturólogo , la boca es un sistema captor importantísimo. Los problemas oclusales son orígen de muchos trastornos posturales. Y es que la boca, y todo su sistema, dientes músculos y sistema nervioso, están íntimamente relacionados con el sistema vertebral,
conexiones nerviosas que existen entre boca –cráneo- cervicales, relaciones musculares entre el sistema masticador y el sistema muscular encargado de rotar la cabeza, relaciones entre los dientes y ciertos órganos, relaciones entre la boca y las cadenas descendentes que llegan hasta el pie, y entre la boca y el sistema oculomotor, etc. La boca es un sistema complejo, y extraordinariamente importante en la salud del individuo.
El posturólogo tiene los sistemas para detectar ciertas alteraciones y derivar el paciente a un especialista en Odontología Oclusal y Holística.

 

 

Indicaciones de la Reprogramación Postural Global.
1. Dolores estructurales, es decir propios del raquis, y miembro inferior, pie, rodillas y caderas, así como radiculalgias, neuralgias cervicales, ciatálgias, tratamiento de la hernia discal, etc.
2. En los niños, es una terapia altamente recomendable, como prevención de
alteraciones de la columna, tales como la escoliosis, correcciones en el apoyo
plantar, pie valgo, plano, etc., corrección de trastornos de la oculomotricidad,
prevención y tratamiento de ciertos problemas dentales. Así como ciertos trastornos del desarrollo psicomotriz, y del aprendizaje que puedan estar relacionados, con el sistema postural no esté coordinada con la del ojo izquierdo y eso provoque dificultades en la lectura.
3. Cefaleas, acúfenos, alergias, y otras patologías relacionadas con el sistema postural.
4. En general, como método de diagnóstico y tratamiento de muchos signos y
síntomas derivados de un sistema o varios sistemas captores alterados. No siempre unas plantillas de corrección mecánica, son el mejor remedio para un deportista, por ejemplo. Hemos visto, como ciertas lesiones, como por ejemplo los calambres
en gemelos en el corredor de larga distancia, pueden venir, no por un mal apoyo podal clásico, sino porque los receptores propioceptivos de Golgi no trabajan correctamente, en cuyo caso, es necesario un tipo de plantilla, que estimule este sistema. Es el caso de la utilización de la plantilla de reprogramación. En otros casos, puede ser necesario, para conseguir un tratamiento exitoso de una hernia discal cervical, desprogramar primero la boca, evitando la carga excesiva que produce un bruxista, al apretar los dientes por la noche, sobre la musculatura cervical. Al poner un férula de descarga nocturna, se consigue, desconectar el sistema propioceptivo que está constantemente irritado.

Comparte en redes sociales

Sin comentarios aún... ¡Sé el primero en comentar!

Dejar un Comentario

Debes de ser identificado para publicar un comentario.